Shinobi Journey

Rol de ninjas ambientado en el anime Naruto
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
El Staff de Shinobi Journey estamos editando el foro completamente para hacerlo más interesante y mejor, para que sea más fácil rolear y crear personajes, asi como encontrar equipo. Un saludo.
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» Defense Devil - 100
Lun Sep 12, 2011 9:50 pm por Askep

» Recuperando manuscrito [Equipo Kenion]
Mar Ago 30, 2011 3:17 am por Kion (Kenneth)

» Juego de Ninjas!
Sáb Ago 13, 2011 5:49 am por Askep

» Siguiendo a Akatsuki [Equipo Yoniruke]
Dom Ago 07, 2011 2:00 am por Ikuro

» Diario del capitan
Dom Jul 24, 2011 12:36 pm por Yoniruke

» Idea?
Vie Feb 11, 2011 2:55 am por Yoniruke

» Sobre Avatares y firmas
Jue Ene 06, 2011 3:02 am por KuroiHane

» Feliz 2011
Jue Ene 06, 2011 3:02 am por Riku

» Noticias 2011
Vie Dic 31, 2010 3:09 am por Riku

Navegación
  ÍNDICE
Pasos a Seguir
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Avatares y Firmas
Registros
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Compañeros
Crear foro

Comparte | 
 

 Historia del clan Mizuari

Ir abajo 
AutorMensaje
Umiko
Gennin
Gennin
avatar

Cantidad de envíos : 80
Fecha de inscripción : 12/12/2009
Edad : 25

Hoja de personaje
Nombre: Umiko
Clan: Mizuari
Naturaleza: Suiton

MensajeTema: Historia del clan Mizuari   Lun Sep 13, 2010 2:14 am

Hace años el clan Mizuari era un clan compuesto por dos familias. La del agua y la del rayo. Las dos familias se iban repartiendo el liderazgo del clan de forma equitativa. El consejo de sabios, ancianos pertenecientes a las dos familias, realizaba unas pruebas físicas y psicológicas a los candidatos y elegían al mejor. El pueblo siempre aceptaba sus decisiones pues los ancianos querían el bien del clan.
Pero un día nació un niño que cambió el futuro de las dos familias. El niño poseía una variante muy poderosa de la barrera de sangre del clan.
El vinculo de sangre del clan es una técnica ocular llamada Kiöra-me que permite a los miembros del clan sentir las redes de chakra que fluyen a su alrededor y controlar con mayor facilidad su respectivos elementos (agua y electricidad). En su máxima perfección, el Kiöra-me puede llegar a permitir ver el aura de las personas cercanas, esto es muy útil para saber las intenciones que tienen los desconocidos.
El Kiöra-me es azul en la familia del agua y amarillo ambarino en la del rayo. Sin embargo, las variantes adoptan el color blanco y negro, respectivamente. Los poderes de las variantes también cambian. En la familia Suiton la variante, llamada yinsuit, facilita el dominio de las técnicas ilusorias e imposibilita el caer en una de ellas, además de permitirle dominar completamente y con una asombrosa facilidad su elemento. En la familia Raiton el yanray además de permitir el absoluto manejo de la electricidad permite al que lo posee ver a través de las cosas y tiene la capacidad llamada efecto zoom que hace posible ampliar la visión para ver más lejos, hasta 100m por delante. Por el contrario el yanray es muy delicado a las técnicas ilusorias y precisa una enorme cantidad de chakra que imposibilita al que lo posee a realizar jutsus mientas lo usa.

Así hace unos cuarenta años nacieron unos gemelos en el clan Mizuari. Eran extremadamente parecidos entre ellos a excepción de sus ojos. Unos azules como el cielo y otros ambarinos. Tampoco se parecían en nada respecto a la personalidad. Pasó el tiempo y cada uno tomó su camino. El gemelo de la familia Suiton se casó con la hija de un anciano del consejo, mientras que el de la familia Raiton se casó con una tendera.
Sus vidas se desarrollaron separadas y no mantenían mucho contacto.
Tras unos cuantos años el gemelo de la familia del agua tuvo un hijo, un niño muy especial pues poseía la variante de la barrera del clan. Inmediatamente el niño pasó al poder del consejo de ancianos quienes decidieron darlo a un tutor para que lo formase, pues ese niño sería el próximo jefe del clan y se esperaban grandes cosas de él. Por eso lo apartaron de sus padres y lo dieron a un ninja de los más fuertes de la villa, un ninja muy poderoso pero cuyas intenciones no eran buenas en absoluto. Sus únicas ambiciones eran el dinero y el poder, por lo que aceptó encantado la petición de los ancianos. El padre, que conocía al ninja en cuestión, ya que habían sido compañeros en la escuela, pidió a los ancianos que no le entregaran a su hijo pues ese hombre no quería el bien del pueblo. Los ancianos no escucharon al hombre pues pensaban que estaba celoso de su antiguo compañero. Así el joven, de nombre Eri, se crió al lado de la codicia y la avaricia. Todo el mundo lo alababa por lo que se convirtió en un joven engreído, insensible y egoísta.

Al otro lado de la villa unos años más tarde también la pareja de tenderos dio a luz a un niño al que llamaron Kenneth. Ese niño también era especial, también poseía la variante del clan, aunque en este caso la de la familia del rayo. Pero sus padres conscientes de lo que le había pasado a su primo y de lo apenados que estaban los padres de éste, no dieron a conocer al pequeño sino que lo llevaron a la casa del abuelo. El abuelo era padre de los gemelos y vivía solo en las afueras de la ciudad, se encargó encantado del cuidado de su nieto ya que conocía lo ocurrido. Allí se crió Kenneth en un ambiente de naturaleza y paz, donde su abuelo le enseño muchas cosas que la experiencia le había mostrado. El abuelo era un hombre muy sabio, que incluso había pertenecido al consejo pero que se había alejado de aquel ambiente para ir a vivir más cerca de la naturaleza.


Nueve años más tarde al nacimiento de Eri, sus padres concibieron a una niña de grandes ojos azules a la que llamaron Umiko. Umiko era una niña normal por lo que nadie se interesó por ella. Pero despertó un sentimiento hasta entonces desconocido en Eri. Él, que veía a sus padres de vez en cuando, sentía unos enormes celos hacia su hermana pequeña, y eso lo hacía volverse loco “– ¿Como me puede dar envidia una mocosa normal como ella? – se preguntaba- Yo lo tengo todo: dinero, fama, poder…” Pero había algo que tenía esa niña que Eri no, amor. Umiko tenía el amor de sus padres, de lo que Eri nunca había disfrutado pues fue arrancado de los brazos de su madre a los pocos meses de nacer. Así se despertó un gran odio en Eri, un odio centrado sobre todo en su hermana pequeña. Tanto que un día intentaron asesinar a Umiko en su propia casa, pero su padre que era un ninja experimentado consiguió protegerla. Al saber que detrás de todo eso estaba el mentor de su hijo mayor corrió hasta su casa e intentó matarlo. Pero Eri lo detuvo. Eri quería a su padre, por eso no tuvo el valor de matarlo por su ofensa sino que ordenó su destierro inmediato.
El gemelo de la familia Suiton consciente de que aún fuera de la villa, el mentor de su hijo no perdonaría su ofensa decidió dejar a Umiko con el abuelo. El sabía esconderse bien y era discreto, había conseguido mantener en secreto a su sobrino Kenneth durante ya diez años. Después de agradecérselo a su padre se despidió de su niña y huyó con su mujer.
Como había previsto los súbditos del malvado tutor de su hijo, los persiguieron y ellos no lograron escapar a tiempo, fueron asesinados.
Eri quería ver muerta a su hermana pues pensaba que sus padres habían muerto por su culpa, habían muerto por protegerla. Así mandó peinar la ciudad y todas las villas circundantes para encontrarla.

Kenneth quería proteger a su abuelo y a su prima por lo que se dio a conocer. La gente del pueblo se dividió. Unos apoyaban a Eri y otros a Kenneth, que aunque cuatro años menor tenía mucho mejor corazón.
Los ancianos perplejos por la aparición de aquel niño, no sabían lo que hacer. Eri, influido por su tutor, pidió a los ancianos una lucha a muerte contra su primo. El que ganara sería el futuro jefe del clan. Los ancianos aceptaron y le comunicaron la decisión a Kenneth. Éste, aunque solo tenía diez años, era valiente y quería proteger a la gente que le importaba. Su abuelo lo preparó todo lo que pudo para el día de la lucha. El abuelo estaba muy apenado por la confrontación entre sus dos nietos pero hizo todo lo posible por animar a Kenneth y prepararlo para ganar. Umiko, con sus escasos cinco años no entendía lo que pasaba, solo veía el creciente nerviosismo de su abuelito y su primo conforme se acercaba el día.
Y el día llegó, el clan seguía dividido. Unos aclamaban a Eri “jefe de la tormenta” y otros a Kenneth “corazón del rayo”. La lucha empezó igualada y hubo momentos en los que parecía que uno u otro iba a ganar pero la lucha se alargó más de la cuenta. El tutor de Eri, se puso nervioso y empezó a presionarlo y esto hizo que el joven de la familia Suiton no mantuviera la concentración, lo que llevó a la victoria de Kenneth. Pero el “corazón del rayo” haciendo honor a su nombre no mató a su primo, sino que le perdonó la vida. Kenneth no quería el liderazgo del clan, solo quería que los dejaran vivir en paz y tranquilidad.
Volvió a su casa donde le esperaban su prima y su abuelo, pero cuando llegó… todo estaba revuelto. Buscó a su abuelo y lo encontró agonizando en el salón, tirado en el suelo y cubierto de sangre. – Querían a Umiko- dijo prácticamente en un susurro- pero he conseguido esconderla. Huye, Kenneth, vete y llévate a tu prima,… lleva esto- dijo mientras le daba un protector de hombro- conozco a mucha gente fuera de aquí, ellos os ayudarán…- apenas le quedaba voz en el cuerpo. De pronto se oyó un llanto, el de Umiko- No dejes que me vea así – pronunció suplicante el abuelo- os quiero pequeños – concluyó mientras el último aliento de vida se resbalaba entre su garganta. Kenneth comenzó a llorar, pero un ruido lo distrajo. Se puso alerta pero descubrió que eran sus padres. Los abrazó y les contó rápidamente lo ocurrido. Su madre le preparó una mochila con comida y provisiones, y su padre buscó a Umiko. A los padres de Kenneth les hubiera gustado acompañar a su hijo y sobrina, pero no podían. Si lo hacían los encontraría enseguida pues ellos no eran ninjas sino simples tenderos. Así que decidieron quedarse y hacer todo lo que pudieran allí.

Kenneth tomó a su prima y emprendió su viaje sin mirar atrás. Y así, aunque ellos no lo sabían, además de salvar su vida salvaron la desaparición del clan.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Historia del clan Mizuari
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» clan namikaze
» Historia FM 08
» Historia del Real Burgos CF
» ¿Debo empezar ya una historia?
» Real Betis 07/08 - Cambiando la Historia

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Shinobi Journey :: General :: Diarios y Cronologías :: Historias de Personajes-
Cambiar a: